Santa María de Baldós

Sobre el promontorio que señorea los barrancos de San Miguel y San Juan y que domina la villa de Montañana, se encuentra la iglesia de Santa María de Baldós, que, levantada en el siglo XII en estilo románico, sustituyó a una iglesia anterior dedicada a San Martín y San Ponce.

Su portada es de una belleza sublime, en la que se cree que participaron maestros franceses.

En el siglo XIV se hicieron reformas, se levantó la torre en estilo gótico y se realizaron pinturas bajo el coro de estilo gótico-lineal, que guardan semejanzas a las de San Miguel de Foces o Bierge.

A sus pies, están los restos de los edificios que la orden de San Juan tenía en la encomienda de Montañana, entre los cuales se pueden apreciar una pequeña lonja junto con un horno y diferentes edificios, algunos de doble altura, con estancias bien definidas.