Montañana

Escondida en el valle del Noguera-Ribagorzana se encuentra el pequeño pueblo medieval de Montañana. La villa, acomodada en un espolón rocoso entre los barrancos de San Miguel y San Juan, se yergue desafiante al tiempo y es una prueba viviente del pasado de esta tierra y de las gentes que la habitaron.

Traspasar el puente de San Juan viene a ser algo así como realizar un viaje en el tiempo. Al atravesarlo nos transportamos a la época medieval y, a la vez, nos permite descubrir el importante pasado que tuvo esta población, cuya primera mención data del año 987 según el Cartulario de Alaón, en el cual se nombran bajo el topónimo de Castrum Montagnana.

Aprovechando la belleza y el patrimonio medieval que conserva la villa de Montañana, la asociación El Viejo Reino esta promoviendo actividades relacionadas con su Historia, tales como talleres y recreaciones históricas, las cuales intentan dotar al lugar de un mayor contenido turístico y de sumar a la ya existente casa-museo y sus objetos de tradición etnográfica, otra nueva casa-museo con reproducciones y cultura material de época medieval.

     

 

Para saber más sobre Montañana, su historia y su entorno, visite la página de la Fundación Montañana Medieval